La TDT se emite a través de ondas, las cuales ocupan una parte del espectro. Ese espectro lo comparten televisión, radio, telefonía y otros tipos de comunicaciones. Hasta ahora la televisión ha venido empleando los canales comprendidos entre el 21 y el 69.

 

Sin embargo, en 2007 la Comisión Europea acordó destinar una parte del espectro que ocupa la televisión a la telefonía móvil de última generación, conocida como 4G. En aplicación de la directiva europea, el Gobierno español ha establecido que antes del 1 de abril de 2015 los canales del 61 al 69, es decir, los 9 últimos de la banda empleada hasta ahora, pasarán a estar disponibles para el 4G. Es lo que se denomina Dividendo Digital.